Saturday, April 28, 2007

Vanidad nada vana

Menos mal que tengo un ego más grande que una casa, y lo que no publico lo subo al blog o lo mando por correo electrónico al que por supuesto le activé la carpeta de enviados para no perder una sola de mis preciosísimas palabras enviadas por e-mail, porque si no, la de poemas que hubiera perdido al resetear la PC. Vivo en un país donde todos pierden TODO al resetear la PC, por la sencilla razón de (1) son buena gente que no molesta a los demás pretendiendo que lean sus cosas, (2) nadie les dice que existen unos programas llamados restauradores de archivos que te los recuperan del disco rígido si fuiste lo suficientemente vago para no guardarlos en CD y si encima sos lo suficientemente burgués o borderline o fronterizo mental como para delegar esa responsabilidad en los técnicos mediante el sencillo expediente de pedirles que guarden la carpeta Mis Documentos ("es SU responsabilidad, eran SUS archivos..." "no, era SU responsabilidad, es SU trabajo..." "pero..." "pero nada, me borraron la foto de mi gato que tenía de fondo de escritorio, les haré juicio por daño moral"), (3) no, mis compatriotas son buenas personas y este es un país de almas bellas, de pequeñoburgueses hiperresponsables que se dan golpes de pecho y dicen "sí, tiene usted razón, era MI responsabilidad" y en aras del bienestar del obrero y de la ética del psicoanálisis (v. g.: me cae un piano en la cabeza: ¿qué hacía yo ahí?) pierden TODO cada vez que resetean la PC. Y se van, los muy progres, pensando que sus veleidades artísticas después de todo no valían una hora de trabajo ajeno. Porque claro, el restaurador o recuperador de archivos es una hora más de trabajo para los tech boys que necesitan su dinero (el de usted) a cambio del menor esfuerzo posible. Así que: "hágase cargo, don... la próxima se me copia los files, jefe, ustedcito mismo como McGyver y Robinson Crusoe mandan, m'entendió?".
Habráse visto la insolencia, que laburen, che...
Y así lo hicieron, y mis archivos resucitaron de sus cenizas como el gato Félix.
(Bueno, no todo, la foto del gato se perdió; le saco otra, total el gato está igual.)
Pero yo me pregunto para qué queremos cultura si no tenemos contrato social, ergo no somos una sociedad.
¿Para qué?
Per piacere.
Todo ese lío porque había desinstalado accidentalmente el controlador de sonido de la placa madre (el audio driver, bah) al intentar instalar Trados 7.5 y encima Déivid borró las herramientas del sistema al intentar ayudarme a arreglarlo por ensayo y error y ahora él no podía oír su video de Buñuel y yo no podía escuchar mi nuevo disco de Zeppelin, "The Song Remains the Same", y ninguno de los dos podía copiar en CD absolutamente nada.
(La canción sigue siendo la misma, vaya ironía el título.)
A muy alto costo (incluido el del disco) pude al fin escuchar "La canción de la lluvia" y recibir inspiración sublime de la Gran Diosa Plant, Santa Patrona de los rockeros narcisistas eternamente adolescentes a pesar del resto del universo, el paso del tiempo y otras nimiedades.
Así que por fin le he encontrado sentido a este blog. Arriesgándome al cero comentarios, subo este opus inmortal intitulado:


ESTAR CERCA DEL CENTRO DE LA TIERRA

Estás otra vez cerca del centro de la tierra
donde las tardes son tibias y el dinero no se termina.
Y el cielo es un reino tras los árboles,
ah, el vitral de la tarde en el ramaje, dices,
y si hubiera un amado tendría ojos azules como el oro.

Pero el oro no es azul y esto sería un error inadmisible
si no hablara de tiempos felices. (El problema con los amigos
es que quieren verte feliz cuando te leen y eso
te obliga a imaginar tiempos felices
para el poema, aunque nunca los hayas tenido.)

Pero estás cerca del centro de la tierra, donde un tiempo feliz
ha vuelto a ser imaginable, y eso ya es la felicidad misma.


UPDATE:
"Su tarea era conseguir que el cliente incurriera en la admisión de una falta en el uso del celular, es decir, hacerlo confesar algún posible mal uso que quedara registrado para que la empresa no tuviera que hacerse cargo de reponer el aparato, 'y manejar la conversación de tal modo que el cliente realmente se convenciera de que tenía la culpa y no me pidiera que lo derivara al supervisor'"
Más en el Radar de mañana:
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-3776-2007-04-29.html

3 Comments:

Blogger volveres@hotmail.com said...

problema de actitud.
HAY que leer mucho si, memorisar cuadriculas y luego sitarlas invertidas, en ingles, en hebreo y si es posible en arabe y o mandarin. para luego cruzar los brazos sobre la nuca, absorver el dulce nectar de lo establecido y creer, siempre creer, que se tiene a dios o a un gladiolo agarrado de las pelotas. ( es en elpeyizcon) que caigo en la cuenta que el dolor proviene de una ignorancia simbolica incrustada en una pineal que grita desesperadamente ¡ por favor limpiame el disco y otorgame algo de viento con olor a pensamiento nuevo! ¡ liverenme de hamlet que el oxido me cae por los conornos!
tanta gente expresandose no- quevachache.
firma. ilnoveldieletter.

11:13 AM  
Blogger danixa said...

no te puedo creer!!! al fin algo me hizo REIRRRRRRRRRRRRRR!!!!!!!!!!!!!

8:11 AM  
Blogger Jorge Villarruel said...

Perdóname, peor ser burgués nada tiene que ver con ser huevón.

La otra posibilidad es que el disco duro se quema (se le sale el humo, pues) y no hay manera de recuperar los documentos simplemente porque no existen. Y no había necesidad/posibilidad de respaldar, en tanto que A) un segundo disco duro trabajaba horas extras, B) no tienes acceso a internet y los riesgos de contaminar la PC son inexistentes (la PC sólo es una máquina de escribir más moderna, no una sala de conferencias...esto en 2006, hoy las cosas han cambiado), C) se es tan pobre que la PC es la misma desde hace 8 años, y no has colocado una unidad redactora de CD (quemador, pues).

Eso me pasó, estúpidamente, perdiendo un tomo de poética y otro de relatos maravillosos avejentados.

Saludos desde el lado oscuro de la cuchara cafetera.

12:56 AM  

Post a Comment

<< Home